miércoles, 13 de abril de 2011

Declaración De Derechos



Con el fin de combatir la negligencia médica en el tratamiento del dolor en todo el mundo y defender los derechos de los pacientes, la comunidad médica ha preparado la siguiente declaración


Declaración De Derechos 
Para el Tratamiento Del Dolor

Como persona con dolor, usted tiene el derecho de tener su dolor tratado seriamente, con dignidad y respeto por doctores, enfermeras, farmacéuticos y otros profesionales de la salud.
el derecho de recibir un tratamiento de su dolor con prontitud.
el derecho de ser informado por su doctor acerca de la causa más probable de su dolor, y de tratamientos disponibles. Usted tiene el derecho de conocer detalles de los beneficios, los riesgos, y el costo de cada uno de los tratamientos propuestos.
el derecho de participar activamente en las decisiones que se tomen sobre el tratamiento de su dolor.
el derecho de que su dolor sea re-evaluado regularmente, seguido de ajustes en el tratamiento si su dolor no ha disminuido.
el derecho de ser referido a un especialista en tratamiento de dolor si su dolor continúa.
el derecho de recibir respuestas claras e inmediatas a sus preguntas, de tener tiempo para hacer sus decisiones, y de rechazar el tratamiento si usted así lo desea.
Aunque no siempre exigidos por la ley, estos son derechos que toda persona que sufre de dolor tiene. Esos derechos deben ser respetados y exigidos cuando usted recibe un tratamiento para el dolor.


¿Como hablo con mi doctor, enfermera o trabajadora social de mi dolor?



Exija ser escuchada/o. Dígale a su doctor, enfermera o trabajadora social que tiene dolor.

Dígale a su doctor, enfermera o trabajadora social cuando y donde le duele. ¿tiene dolor en un lugar o en diferentes lugares? ¿tiene dolor que parece moverse de un lado a otro?
Describa la intensidad de su dolor. En una escala de 0 a 10, donde 0 significa que no hay dolor, y 10 significa que es el peor dolor que usted pueda imaginar.
Diga que hace que su dolor mejore o empeore. ¿el dolor siempre esta presente o desaparece algunas veces? ¿el dolor empeora cuando se mueve de cierta manera? ¿hay otras cosas que hacen que su dolor mejore o empeore?
Describa como usted siente el dolor. ¿Su dolor es agudo (de corta duración), ardiente, se parece a un hormigueo o a latidos?
Explique como el dolor afecta su vida diaria. ¿puede dormir? ¿trabajar? ¿hacer ejercicios? ¿participar en actividades sociales? ¿concentrarse? ¿como esta su humor?
Avise a su doctor, enfermera o trabajadora social si usted recibió tratamientos anteriores para su dolor. ¿a tomado medicamentos o ha tenido alguna operación? ¿ha recibido masaje o practicado la meditación? ¿se ha hecho aplicaciones de calor o frío? ¿ha hecho ejercicio? Explique lo que funcionó o no funcionó.
Preparado por la


American Pain Foundation, Inc.



http://fibromialgiaysindromedefatigacronica.blogspot.com/2007/01/declaracion-de-derechos-para-el.html

5 comentarios:

Anónimo dijo...

recien he sido diagnosticadade fibromialgia. hace dos anos que me declararon celiaca, lo cual me llevo a una dieta rigurosa que en si me ha favorecido mucho pero no me ha quitado todos mis malestares musculares, articulares, hormigueos, insomnios y mas. De todos modos estoy muy esperanzada en este nuevo tratamiento que he comenzado hace una semana. Me interesa mucho todo lo quepuedaaprender y aportar parael bien de quienes padecen estas enfermedades sileciosas.
saludos. Ruth

Cris Carbone dijo...

Gracias por tu aporte Ruth, se ha descubierto que existe una relación importante entre fibromialgia y celiacos...

antonia ferrer gadea dijo...

Hola soy Antonia,leyendo el comentario que haces referente a la fribromialgia y a la alimentacion.Te aseguro que he esperimentado en mi vida, lo que dices.LLevo 2 meses y medio sin tomar los alimentos que te refieres, como perjudiciales,y he perdido un 80% de los dolores y tenia la energia en negativo, solo tengo ahora un 12% en positivo,pero no sufro los dolores que me dejan sin poder moverme.Desde pequeñita sabia que era alergica a la lactosa y ahora ,se ve que soy a muchas mas cosa.Me alegra saber que existe una esperanza, para la enfermedad.Y animo a seguir,los consejos,ya que si debes cumplir sin salirte o casi en lo que puedas.Yo lo hago y es otra manera de comer,pero te acostumbras.Un Saludo.seguir informando a las personas como yo que no sabia en realidad lo que me pasaba. gracias

Anónimo dijo...

hola, hace unos años me diagnosticaron fibromialgia y fatiga cronica aunque lo sufro desde siempre pero ahora mas exagerado. tengo dolores calambres bomitos mareos aveces me tiro semanas sin poder moverme, me cuesta hasta peinarme del dolor exagerado que tengo. he probado varias cosas pero me encuentro fatal. me gustaria saber si alguien pudiera hablarme un poquito de esto gracias

antonia ferrer gadea dijo...

Después de abrir el vídeo que se pasa en esta hoja, me siento muy identificada con el problema ya que lo llevo en mi mas de 20 años.Voy a explicar después de un montón de tratamientos frisicos y medicamentos que me han llevado a las caídas y tener que ser intervenida por ellas, llevo un año muy bien supongo que de un 100% yo diría un 90% sin medicamentos.El tratamiento que he visto que han seguido, pero seguido, sin salirte de el a mi me funciona.Me quitaron las harinas blancas los azucares y los lácteos,y tambien me ha devuelto mucha energía y puedo hacer ejercicio hago natación como mas ejercicio hago mejor me encuentro,hay veces que el cuerpo tiene algunas recaídas, pero son mucho menos dolorosas,con lo cual tambien doy gracias a la homeopatía y a las comidas mas vegetarianas sin quitar carne y pescado, como mas pollo y verduras muchos frutos secos y semillas leches vegetales de todos los tipos. Llevo un año y mi vida a cambiado mucho tengo mas ganas de vivir,pero de vez en cuando que puede ser 3 veces al año tengo algunas recaídas, pero son breves.Si en algo pudo ayudar me gustaría me lo dijeran.Muy agradecida por tener esta pagina, me informa de las cosas que cada uno aportamos para tener una vida mejor.Un Saludo

Crees que la espiritualidad puede cambiar tu vida y por ende mejorar tu enfermedad